Talleres de Inglés – Danza – Música

Para los niños, aprender un nuevo idioma puede resultar todo un reto, especialmente si se trata de una segunda lengua, pues aún se encuentran en el proceso de aprendizaje de su lengua materna. No obstante, resulta muy favorable para los niños que el estudio de un nuevo idioma se haga de la forma más natural posible, ya que así es más fácil recordar el vocabulario aprendido y lo que es más importante, aprender cómo utilizar estas nuevas palabras en el contexto adecuado.

Cuando un niño aprende a bailar, desarrolla sus capacidades intelectuales y sociales, cultiva su creatividad y fortalece su autoestima. La danza aporta beneficios que duran toda la vida. Los niños que practican danza o alguna clase de baile crecen con más sentido del equilibrio, ritmo, conciencia y valor de su cuerpo.

Gracias a su poder de evocación, la música potencia la concentración, la memoria y la atención de los niños y niñas. Un niño o niña con una formación musical variada y constante, o que utiliza la música para alcanzar sus objetivos, tiende a memorizar más fácilmente.